postres thermomix

Receta de huesos de santo con la Thermomix

La semana que viene se celebra el Día de Todos los Santos. Una fecha especial, tradicional y emotiva que, entre otras muchas cosas, va asociada a distintos platos típicos. Este sería el caso, por ejemplo, de las gachas. Pero no solo a esas. Ahora te vamos a dar otra propuesta apropiada para esa jornada: la receta de huesos de santo con la Thermomix.

Se trata de un postre que tiene su origen en el siglo XVII y que es identificativo, sobre todo, de la comunidad autónoma de Castilla y León.

¿Te animas a prepararlo?

Los ingredientes

Estos son todos los productos que necesitas tener en casa para poder elaborar unas cuatro raciones:

Para lo que es el mazapán:

  • 100 gramos de azúcar glass.

  • 250 gramos de harina de almendra.

  • 50 gramos de clara de huevo.

Para el dulce de yema:

  • 100 gramos de azúcar.

  • 6 yemas de huevos.

  • 50 gramos de agua.

  • Cáscara de limón.

Receta de huesos de santo con la Thermomix

Una vez reunidos todos esos ingredientes, llega el momento de ponerse el delantal y seguir estos pasos:

  • Lo primero es comenzar por el mazapán. Para eso hay que verter en el vaso del robot de cocina la harina de almendra y el azúcar. Se programará a velocidad 4 durante unos 10 segundos. Pasado ese tiempo, y tras retirar la masa que haya quedado en las paredes y en las cuchillas, se volverá a poner en funcionamiento a velocidad 4 durante unos 10 segundos.

  • A continuación, se añadirá la clara de huevo y se programará la Thermomix a velocidad 5 durante unos 10 segundos. El resultado se reservará.

  • Para elaborar el dulce de yema, se optará por verter en el vaso la piel del limón, el agua y el azúcar a velocidad cuchara y temperatura varoma durante unos 14 minutos.

  • Después habrá que dejar enfriar el resultado durante unos 10 minutos y se retirará la piel del limón.

  • Luego se volverá a programar la Thermomix a velocidad 3 y temperatura varoma durante unos 8 minutos. Tiempo este durante el cual se le irán añadiendo las yemas de huevo, que previamente se habrán pasado por un colador.

  • Ya quedará verter el resultado en un plato y dejarlo enfriar entre 3 y 4 horas. De esta manera se podrá extender el mazapán, cortarlo en rectángulos, rellenar estos con el dulce de yema y convertirlos en cilindros.

Probablemente tambien te guste:

Newsletter

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply